Eduardo Mateo

Eduardo Mateo

Nace el 19 de septiembre de 1940 en Montevideo en el seno de una familia musical en la que el pequeño Eduardo se forma inicialmente en percusión de candombe y samba. Es uno de los músicos y compositores más influyentes del país y uno de los principales precursores junto a El Kinto de la fusión del candombe con el rock conocida como candombe beat. En 1958 forma y lidera el grupo “O Bando de Orfeo” en el que toca el cavaquinho y arregla las voces. Seguidor de la bossa nova y especialmente de Joao Gilberto, en 1964 gira por Brasil con un grupo de músicos durante 5 meses, vivenciando un aprendizaje fundamental de la música de ese país que lo ubica como “el mejor guitarrista de bossa nova después del mismísimo Joao”, escribe Guilherme De Alencar Pinto en su libro “Razones locas. El paso de Eduardo Mateo por la música uruguaya”. En 1966 debuta junto a Diane Denoir en los Conciertos Beat y en 1967 llega El Kinto, cuya principal dupla compositiva son Mateo y Rada. Junto a Mario Chichito Cabral (que había entrado en reemplazo de Rada) fueron desarrollando un estilo de percusión que constituye un significativo aporte a la música popular uruguaya: el toco. En 1971 viaja a Buenos Aires para grabar en un disco de Diane Denoir y registra su primer álbum solista “Mateo solo bien se lame”, que tuvo una muy buena recepción del público y la crítica, y que algunos músicos como Jaime Roos, Fernando Cabrera han destacado como una importante influencia. En 1973 la dictadura cívico-militar lo encuentra con una actitud introspectiva y de resistencia pasiva, posiblemente vinculada a su acercamiento a la filosofía hindú. La influencia de la música oriental se refleja en “Mateo y Trasante”, editado en 1976 junto a Jorge Trasante, con quien Mateo compartía el gusto por esa música. Entre 1981 y 1984 se grabó “Cuerpo y alma”, que también contó con excelente repercusión en el ambiente musical aunque con bajas ventas. En 1984 se estrena el concepto de “La máquina del tiempo” en un espectáculo en el que participan Jaime Roos, Gustavo Etchenique, Alberto Magnone, Walter “Nego Haedo, Mariana Ingold, Estela Magnone y Flavia Ripa con Travesía y Gastón Contenti. El show tuvo muy buena concurrencia pero algunos críticos lo consideraron indescifrable o divagante. El concepto reaparecería en el disco “La máquina del tiempo presenta a: Mateo/Mal tiempo sobre Alchemia (1º viaje)”, y “La máquina del tiempo/La mosca”, ambos editados por Ayuí en 1987 y 1990 respectivamente.

Entre 1985 y 1986 graba “Botija de mi país” junto a Rubén Rada. Durante algunos meses de 1986 y 1987 comparte un espectáculo con Fernando Cabrera que quedó registrado en el álbum “Mateo & Cabrera”. En 1988 toca a dúo con Leo Maslíah con muy buena respuesta del público y la prensa. Ese año el diario La República lo reconoce como Mejor Compositor. Los comienzos de 1990 lo encuentran planificando espectáculos junto a Los Terapeutas y Fernando Cabrera. Si bien padecía cáncer desde bastante antes, en esos meses empezó a sentirse mal, fue internado en el Hospital de Clínicas y falleció dos semanas más más tarde, el 16 de mayo de 1990.

 

*Basado en “Razones locas. El paso de Eduardo Mateo por la música uruguaya”, de Guilherme De Alencar Pinto.

Discografía

-Mateo solo bien se lame (1972)

-Cuerpo y alma (1984)

-La Máquina del Tiempo presenta a: Mateo / Mal tiempo sobre Alchemia (1er. viaje) (1987)

-La Máquina del Tiempo / La mosca (1989)

-La Máquina del Tiempo / 3er. viaje, 1ª parte: Ida (1971 – 1984) (1995)

-La Máquina del Tiempo / 3er. viaje, 2ª parte: Vuelta (1983 – 1988) (1995)

-El Tartamudo (2000)

00s
10s
20s
30s
40s
50s
60s
70s
80s
90s
00s
10s

Integrante de

El Kinto Conjunto, O Bando de Orfeo

Origen

Montevideo, Uruguay

Vida

1940 - 1990

Actividad

1958-1990

Image 01